sábado, 16 de abril de 2016

CONVERSACIONES

Está más que hablado y escrito en diversos blogs de fertilidad, los comentarios inapropiados, la poca empatía de algunos, y lo fácil que es opinar sin saber.

Hoy me he visto envuelta en una de esas conversaciones, de la que prefería haber pasado, pero en fin, es lo que hay.

Mi amiga M., está embarazada.
M. es mi amiga de toda la vida, os he hablado alguna vez de ella por aquí. Tiene una nena de 14 meses, fruto de una fiv tras casi cinco años de búsqueda y varios tratamientos.
Obviamente, ella ha sido la primera sorprendida. Pero en cuanto se ha cerciorado de que todo iba bien y lo ha asumido, he sido informada. Yo, y su familia. Y su madre, y con esto, mi madre y el resto de mi familia...

Pues bien, hoy en la comida ha salido el tema.

Mi hermano: eso suele pasar, que en cuanto te relajas...

Mi cuñada (agarraos que tiene tela): eso le pasó a una del pueblo, después de lo mal que lo pasaron, consiguieron tener una niña que ni siquiera era del padre, porque era él el que tenía el fallo, pero la quiere como si fuera suya.

Inocente de mi le pregunto, y...

Mi cuñada: no, no! que hicieron un tratamiento pero necesitaron el ese de otro hombre, así que él no es su padre. Pero como si lo fuera. Y después le operaron de algo que tenía obstruido, y cuando la niña tenía cinco años, y ya le habían contado todo, pues se queda embarazada.

Es mi cuñada, la madre de mi sobrina, la mujer de mi hermano, y sabe, que he estado de tratamientos, que hemos estado a punto de adoptar. Vamos, que algo, sabe del tema. Veo que poco.
Y mi niña allí escuchando...

En momentos así pienso, cuántas y cuántas veces, me hubiera tenido que enfrentar a alguien, si hubiera llegado mi niño de país muy lejano, para callar bocas, y aclarar, que es mi hijo, que soy su madre, que marido es su padre y que no vale solo con parirlo.

Y hace plantearse muchas cosas. Desde luego, esta sociedad no está preparada para según qué cosas.
Y no hace falta vivirlo de cerca. O lo vives en primera persona, o no eres capaz de entender, de callar, de respetar.

Mi madre: lo mismito le paso a S, así que hija, quién sabe, igual cuando te olvides de todo...



En fin.

Seguiré informando...

lunes, 21 de marzo de 2016

ALGO QUE CONTAR

Paso varias veces por aquí, pero nunca sé qué contaros. Y no es que mi vida sea aburrida, que últimamente no paro, pero hay cosas que no puedo contar y otras que no debo. Así que la página sigue quedándose en blanco.

Pero ayer, ayer fue un día intenso, y esto sí que lo tengo que contar.

El domingo empezó como siempre, ni frío ni calor, a ratos lluvia a ratos sol, marido a trabajar y yo con mis cosas. Lo que se dice un domingo anodino, como cualquier otro domingo. Pero no.

Marido me suele llamar a eso de las seis cada día, para ver cómo van las cosas y decidir qué hacemos cuando salga o qué cenamos.
Y ayer también, me llamó a eso de las seis, creo que era un poquito antes, pero en principio nada fuera de lo normal, hasta que escuché su tono de voz.
-prepárate, rápido, nos vamos a ver a Orozco.

Así, sin anestesia, teníamos que estar dos horas después a ciento y pico kilómetros de casa, así que me arreglé a toda prisa y para allá que nos fuimos.
Hace poco le dije que tenía que esforzarse un poco más en las sorpresas, que era demasiado previsible. Y oye, el tío se lo ha tomado a pecho!

Según me dijo llevaba desde el jueves esperando que le confirmaran. Total, que la noticia nos cogió con el coche sin gasolina, los móviles sin batería... un desastre!!

Muchas de las que me leéis, sabéis que cuñao y Orozco son amigos desde hace mucho, que Orozco estuvo en mi casa una vez... Las que no lo sabéis, lo podéis leer aquí.

Y cuando llegamos, marido llamó a cuñao. Entonces ya empezó lo bueno de verdad. Bajó un chico del equipo de Orozco a recogernos por la puerta de atrás, y fuimos directamente a los camerinos!
Allí estaban Orozco y cuñao y nosotros. Charlando con él, nos contaba en qué consistía el espectáculo, que no era un concierto al uso... Yo emocionada y nerviosa, y lo mejor todavía estaba por llegar.

Entramos escoltados, por los entresijos del teatro, pudimos ver el escenario, saltando cables y esquivando altavoces y llegamos a nuestros asientos, en sitio privilegiado. Mientras nuestras vecinas de asiento, esas que había pagado su entrada, nos miraban con recelo...
Al rato llegó cuñao y empezó el festival.

Fue IMPRESIONANTE!. Como he dicho antes, no era un concierto al uso, él hablaba, contaba historias, pusieron vídeos, interactuaba con el público y sí, también cantaba.
Y empezó cantando y yo llorando, y luego reí, y luego canté y bailé, y seguí cantando y llorando.
Y allí estábamos los tres dándolo todo cuando el concierto estaba a punto de terminar.

Se hizo el silencio. Y solo alguien con tanta sensibilidad puede explicar lo que todos sentimos. Todos conocemos a algún héroe, esas personas que se crecen ante la adversidad, que se enfrentan a los obstáculos de la vida sin decaer, sin perder la sonrisa y sin quejarse. Pensad, seguro que conocéis a uno, o a más de uno.

Y sí, nosotros tenemos a cuñao. Cuñao es una persona increible, sociable, cariñosa y risueña. A cuñao, hace trece meses que la vida le dio un cambio radical. Y se enfrentó como pudo, a veces perdió un poco el norte, pero ahí está, peleando, sin perder la sonrisa y haciéndonos partícipes a todos de cada éxito. Además de esto, cuñao es capaz de preocuparse por los demás, de preguntarnos y animarnos. He hablado con cuñao este último año más que los diez años que hace que le conozco. Pero además, hemos hablado de cosas que jamás pensé que hablaría con él. Y me he encontrado con una persona llena de empatía. Capaz de ponerse en mi lugar, a pesar de todo lo que él lleva encima. Y de darme un abrazo cuando lo he necesitado, sin hablar, sin decir nada que sobre, solo mirarme y abrazarme.

Cuñao necesitaba este momento de desconexión, pero es que además se lo tomó pensando en mi y en la ilusión que a mi me haría compartir esto con él.

Así que sí, él es mi héroe, nuestro héroe. Pero es tan grande, tan transparente, que todos nos damos cuenta. También Orozco, y así lo explicó y así le dedicó.
Para todos los héroes, para mi héroe



Fue un momento muy emocionante, podéis imaginar la llorera que me pegué.
Mientras mi vecina miraba con curiosidad preguntándose cuál sería el héroe...

El concierto terminó, pero nuestro noche no. Pero con todos mis respetos, hasta aquí puedo leer.
Fue una noche mágica, inolvidable.
Gracias a cuñao, gracias a marido, y gracias Antonio por recibirnos y ser siempre tan cercano.

Seguiré informando...

lunes, 22 de febrero de 2016

DE LOS CUARENTA, LONDRES Y COSAS VARIAS

Bueno, como parece que me paso por aquí una vez al mes, se me acumulan los temas, así que haré un pequeño resumen.

La última vez os decía que estaba bien. Pues me duró, lo que duran dos peces de hielo... Exactamente hasta el 7 de febrero, o para ser sincera, unos días antes, que los cuarenta asomaban amenazadores por cualquier esquina.
Y llegaron, y me derrumbaron.

Y como siempre, la teoría me la sé. Que sí, que solo tengo un día más, que es lo mismo que ayer, o lo mismo que mañana. Y no, no es el tema de arruguitas, canas (de esas peino hace ya mucho), o michelines. Porque fisicamente me encuentro mejor que nunca. El cambio de alimentación y la rutina en el deporte, han hecho que recupere mi figura pre-tratamientos y mi peso de siempre. Ese que hace que mi madre me diga "hija, que estás muy delgada".

Pero esa barrera, ese sentimiento estúpido del cambio de cifra, ese sentir que mis posibilidades se acaban, que el milagrito será más difícil todavía que llegue. Y sobre todo, esa falta. Echar de menos eso que no tengo, ni nunca he tenido. Ese sentir la falta de alguien que nunca estuvo.

Ah, otra cosa que me trajeron los cuarenta, lentes progresivas. Cómo os quedáis? ¿A que esto suena realmente a abuela? Pues ya veis, las que nacimos con gafas, tenemos el grandísimo honor de lucir esas cómoda y carísimas lentes, a la "temprana" edad de cuarenta.

También me trajeron una miniescapada a Londres. Fue tan mini, que no sería capaz de rellenar una entrada solo sobre esto.
Así que resumiendo:
-no vimos niebla, de hecho, nos hicieron unos días preciosos y soleados. Frio, eso sí.
Las cabinas, todo un clásico a fotografiar.

-los ingleses son unos estiraos. O sabes inglés, o sabes inglés. Que oye, me parece bien, pero incluso en una recepción de hotel? Y secos, muy secos, que luego dirán de los vascos...
-no me termina de convencer esa mezcla de clásico, moderno. Me pareció algo desordenada. Por no hablar lo difícil que es cruzar la carretera teniendo que mirar siempre al lado contrario!
Los famosos almacenes.

-me encantó el rollito ese de poder comprar cualquier cosa para comer o beber y llevártelo. No nos sentamos una sola vez en un restaurante. Nos sentábamos de puro agotamiento, eso sí. Pero disfrutábamos de paseo con un hot chocolate, o un sadwich, todo take away (he aprendido inglés, veis?)
-genial para vegetarianos. Ha sido el lugar donde ha resultado más fácil comer. Todos los establecimientos en los que estuvimos, tenían marcado si el producto era vegetariano, contenía gluten, lactosa, etc.

Ese día tocó italiano para mi y thai para marido.

Y al día siguiente de mis cuarenta, mi sobrinillo cumplió un año. Es un niño precioso, feliz y sonriente al que adoro y con el que babeo a litros. Lo estamos disfrutando mucho más de lo que jamás imaginamos, pero mucho menos de lo que nos gustaría.
Sabe que el tito se tira con él al suelo a jugar con los coches y a hacer el bruto. Y sabe que la tita le coge y le enseña canciones, a dar palmitas o le cuenta cosas.
El nos conquista a base de sonrisas, carcajadas y sus famosos besos/mordisco.

Y hasta aquí las noticias de hoy.

Seguiré informando.

sábado, 23 de enero de 2016

YO TENÍA UN BLOG...

No sé cuántas veces me he enfrentado ya en los últimos días a esta página en blanco, y no he sido capaz de rellenarla.

Sólo paso para deciros que sigo viva.

La verdad, que podría contar un montón de cosas, estoy metida en varios proyectos ilusionantes, pero, no quiero contar nada hasta que esté todo en marcha, por miedo a que se gafe.

También podría contar que estoy bien, que estoy en un momento bueno, que las navidades fueron durísimas, pero desde entonces, no he hecho más que subir. Y que miro la vida de otra manera, con otros ojos, y que sólo quiero comérme la vida a bocados.
Pero esto, ya lo he contado tantas veces, que después viene el bajón y es cada vez más duro.
Así que sí, ahora estoy bien. Hoy, estoy bien.

A ratos me da pena, me acuerdo de vosotras, de las que escribís, las que me seguís... Y siento que os he abandonado. Pero la verdad que no encuentro el momento de meterme a leeros, tengo tanto que hacer antes de sentarme a leer!

En fin, que sigo viva, que os echo de menos aunque no lo parezca, que nunca voy a poder dejar de lado todo lo que me ha dado este blog, que es muchísimo.

Y que me ha quedado un churro de entrada, pero sentía que os lo debía.

Seguiré informando...

miércoles, 9 de diciembre de 2015

UN MES DESPUÉS...


¿Pensabais que me había olvidado de vosotras?
Pues aquí vengo, con el sorteo. Sí, lo sé, sé que me he retrasado y no he cumplido las fechas, pero bueno, más vale tarde que nunca.

Pongo la lista de las que participáis. Algunas no me lo indicasteis explicitamente, pero me tomo la licencia de añadiros a la lista.

-Soñadora
-Rocío
-Irene y Umpa Lumpa
-Mismellis
-Matt
-Simplemente yo misma
-Anusca
-Mo
-Nenica
-Mamá de Parrullín
-Dibujos de Nube
-Irene
-Inés Inesita Inés
-Mi alter ego
-Batallitas de mamá
-Bedabita
-La hobbita
-Mar

No me lo puedo currar tanto como Irene, porque mi gata no es muy participativa, jeje. Así que he utilizado Sortea2, como todas las veces que he preparado un sorteo.

Y la ganadora del sorteo es....


Por si no se ve bien, Simplemente yo misma! Felicidades!!

Cuando puedas, me envías un mail con tu dirección a estrellasenlosojos@gmail.com

Gracias a todas una vez más por estar ahí.

Seguiré informando.

lunes, 23 de noviembre de 2015

DECEPCIONES...


Una de las cosas de las que nadie se libra en esta vida, es de las decepciones.

Recuerdo algunas de pequeña, como aquella vez que me había pedido una tricotosa para los Reyes y, la verdad, ni recuerdo lo que me llegó.

Las amigas que van fallando, porque la otra niña baila mejor o vive más cerca de su casa.

Por supuesto, en la adolescencia, el primer amor, o ese amor no correspondido. Aquello se vive como una verdadera catástrofe. Ains, ojalá los problemas de adultos fueran tan "graves" como los de la adolescencia.

Pero luego, luego empiezan las decepciones serias de verdad.

Soy una persona, que me cuesta mucho hacerme a la gente, soy tímida y vergonzosa, además de desconfiada. Así que me cuesta mucho que la gente entre en mi vida, pero una vez dentro, por mi se quedan para siempre. Pero no siempre es así.

Y así fue como me decepcionó mi primer marido, y su familia.

Eso sí, una vez me decepciones, ya no vuelvas a buscar mi confianza, porque se habrá perdido para siempre.

La verdad, que me ha decepcionado la vida en general, al ir descubriendo lo injusto y duro que es todo... para algunos.

Me ha decepcionado mi cuerpo, me ha decepcionado la medicina y la ciencia.
Me han decepcionado muchos "profesionales" médicos.

Y me ha decepcionado esa gente que sin esperar a que termines de explicar, sentencian con un "no es para tanto", "cuando te relajes...", o "bueno, pues si no puedes tener hijos no pasa nada".

Me ha decepcionado alguna persona que parecía entenderme, que ha pasado por lo mismo que yo, a la que he sentido cerca y he dado apoyo. Sin embargo, al cumplir el sueño, se ha querido olvidar de todo lo que ha pasado (algo que respeto absolutamente), y de las que hemos estado ahí en sus momentos bajos.

Me ha decepcionado mi cuñada "miss empatía". Porque todavía estoy esperando que me pregunte al menos qué tal estoy.

Y me ha decepcionado la administración, la burocracia, y en concreto dos personas que debían estar para resolver dudas y apoyar en el camino y que nos han abandonado por completo a nuestra suerte.

Y me ha decepcionado Francia como país. Porque aún teniendo un montón de cosas buenas, las malas, han podido y ya pesan demasiado.

Como podéis ver, el titular que le pondría a mi vida en estos momentos es decepción. Aunque añadiría también rabia. Supongo que será una parte del proceso de duelo. Pero a veces, se me hace bola.

Seguiré informando...


lunes, 16 de noviembre de 2015

¿Y DE ESTO PUEDES COMER?


-Sí que puedo, pero no quiero.

Y así, llevo meses y meses respondiendo a la gente, familiares y amigos.
No, no estoy enferma, no tengo ningún tipo de alergia, intolerancia o sensibilidad. Simplemente, he dejado de comer animales, vamos, que soy vegetariana.

Desde luego, los beneficios que estoy obteniendo desde que he cambiado mi forma de vida y alimentación, son mucho mayores, que esos comentarios "graciosillos" y las preguntas desafortunadas.
Pero, en peores plazas hemos toreado, amigos.

Llevo desde junio con este tipo de alimentación. Al principio, fue una sorpresa para algunos, normal, lo entiendo. Aunque yo apenas comía carne, no me privaba de embutidos y pescados.

Marido, aunque me apoya, no gastronómicamente que él sigue siendo totalmente omnívoro, dudaba de que pudiera seguir adelante con esta forma de vida. No tanto en casa, que al fin y al cabo, soy yo la encargada de la cocina, si no, pensaba él, que nuestra vida social, y las salidas de tapas y cenas se habían acabado.
Cierto es que hay lugares en los que es imposible llevarme algo a la boca, aunque siempre se puede recurrir a las bravas, que de esto hay en todas partes.

Pero para sorpresa suya, y mía, no lo voy a negar, hay muchos más sitios de los que pensábamos, que ofrecen algo para que yo me pueda alimentar. Y no necesariamente restaurante bio o vegetarianos, si no, restaurantes y bares convencionales, que supongo, se han adaptado a los nuevos tiempos.

Con mi familia, después de la sorpresa inicial, pues ningún problema. Es más, mi madre se esfuerza cada semana en preparar algo diferente cada vez y elaborado. Mi padre, el pobre no lo entiende, con lo rico que está el cabrito! Pero bueno, él se encarga de pedir un menú diferente, cuando la ocasión lo requiere, para su hija la vegetariana.


Y mi suegra, ay mi suegra!! Solemos ir los domingos a cenar a su casa. Pues todos estos meses, me ha ofrecido una ensalada, cada domingo. Y no creais que innova mucho, lechuga, tomate, huevo cocido y queso. En ocasiones, nueces y/o espárragos. Vamos, lo que viene siendo, alta gastronomía.
Como hasta marido está aburrido de verme comer siempre lo mismo, este fin de semana, le pidió que nos preparara al menos unas croquetas. Pues bien, las trajo de jamón, que se zampó marido con nocturnidad y alevosía.
Luego ella me dice que como muy poco y que estoy muy delgada...

Pero no queda ahí la cosa, en un momento en el que hablábamos sobre las próximas fiestas navideñas, me pregunta a ver si voy a dejar la dieta. La miro asombrada, porque no estoy a dieta. Y le pregunto, qué dieta. Me responde, que es muy triste comer ensalada en nochebuena, que si toca cordero... Marido y yo nos echamos a reir. Y le dije que ni hablar, que esto no es una dieta, y que no pienso comer cordero. Pero, le ofrecí así a bote pronto, un listado de posibles menús, de los fáciles, sin mucha elaboración. Y a ver si toma nota y el próximo domingo me sorprende con alguna de esas opciones.

Como anécdota, otra más, el viernes pasado fuimos al pintxo-pote. Se ha puesto de moda por aquí, un día a la semana, ofrecer una consumición y una tapa por un buen precio. Sí, lo sé, en otras partes de España esto es lo habitual, pero aquí no. Aquí los pintxos los cobran a precio de oro, así que, aprovechamos estas promociones para darnos un homenaje.
Vamos al bar habitual, donde nos conocen, y me ofrece las cuatro tapas posibles: lengua en salsa, guisantes con jamón, lentejas con chorizo y pastel de verduras con gambas (uuuyy casi). Le digo que no, le recuerdo que soy vegetariana y, entonces me ofrece otro de los pintxos que están en la barra, ¿bacalao?
Siento que fui algo borde, pero me salió la respuesta del alma, ¿el bacalao es animal?

En fin, paciencia!

Seguiré informando...

PS: os recuerdo para las que estáis por ahí perdidas, que la semana pasada cumplió el blog 5 añazos y hay en marcha un sorteo. Si me queréis, apuntarsen!!!