domingo, 14 de diciembre de 2014

COMO GESTIONAMOS TODO ESTO




Ya hace un tiempo que tengo el blog medio abandonado. No es que no tenga cosas para contar, pero no encuentro el momento, y además, aburro ya con el monotema.

Estoy intentando buscar mi sitio, mi espacio en esta vida que me ha tocado vivir, tan diferente de lo que yo había planeado. Y ese es uno de mis errores, planear, planear, planear... Porque después la vida te sorprende, no siempre para bien, aunque muchas veces sí.

Me encuentro bien, la gente me ve bien, estoy activa, descubriendo nuevos aficiones, haciendo deporte y cursos. Sonriendo, y haciéndome la dura.

Pero por dentro estoy rota. Hay un tema, el monotema, que no me deja vivir, no me deja avanzar, no me deja ser yo. Y nadie lo ve, porque no quiero que lo vean. Si no se habla, no existe. Pero si, está, existe y duele.

Y me duele no encontrar mi sitio, me duele no poder avanzar, me duele no sentirme a gusto en ningún sitio, en ningún grupo, porque me quedo fuera. Me quedo fuera de las babyhunter, porque ya no busco, solo espero. Me quedo fuera de las que lo consiguieron, porque jamás lo conseguiré. Y me quedo fuera de las que no lo buscan, porque mi niño de país muy lejano ya me está buscando.

Y ha salido, porque tenía que salir. Y duele, y sigue ahí. Y está enquistado. Porque cinco años pueden no parecer nada, pero para mi son muchos. Cinco años de lucha, de pelea, de ilusiones rotas, de esperanzas desalentadoras, de esperas desesperantes, de sentirme menos, de culpabilidad, de dolor y de sentimientos de injusticia, de duelos, sonrisas fingidas, y disimulos varios.

Así que he buscado ayuda. Y cuando una empieza a hablar, todo se revuelve, todo sale y vuelve a doler. Porque he aprendido a disimular, a llorar a solas, a sufrir en silencio. Pero el dolor está y mi cuerpo ahora se ha revolucionado.

Ya tengo las armas para vencerlo, respiraciones, pensamientos y ejercicios varios. Ahora voy a por él, tengo que poder con él. Pero mientras, mientras sale, mientras lo enfrento, duele, y duele más que antes. Y salen todos los miedos, hasta los muy absurdos, y me complican la vida. Y todo se hace cuesta arriba.

Así que por salud mental, y como ejercicio para poder volver a encontrarme, necesito tomarme unas vacaciones. Pero no irme a una isla desierta, que ojalá pudiera. Si no vacaciones de dolor, vacaciones de todo y vacaciones de vosotras. Podéis llamarme egoísta, seguramente muchas no me entenderéis. Pero esto ya no lo hago por vosotras, lo hago por mi.
Porque leo vuestros negativos y me duele y me revuelve, porque entiendo vuestro dolor y sale el mío. Porque leo vuestros positivos y me duele y me revuelve, porque lo conseguisteis y yo no, y me siento mal y me siento egoísta, y me retuerzo de rabia por todos estos sentimientos incontrolables.
Porque veo los avances de vuestros embarazos o de vuestros niños, y también me duele y me revuelve. Porque quisiera ser yo también la que estuviera disfrutando todo esto y compartir dudas, y anécdotas, y planificar el mejor de los calendarios de adviento.

Así que esta vez sí, voy a ser egoísta, y con vuestro permiso o no, me tomaré un descanso. Siento mucho si os decepciono, lo siento de verdad, sobre todo por las que habéis estado ahí siempre apoyando. Ojalá muy pronto pueda volver a ser la que era, y a disfrutaros.

Porque ahora en mi mente, tan solo hay un objetivo, que deje de doler. Mi prioridad ya no es el embarazo, mi prioridad es recoger los pedacitos del alma que he ido dejando por el camino, y recomponerlo. Y que deje de doler.

Y la ilusión está, y no la perderé, porque mi hilo rojo, ese que me une a mi niño de país muy lejano, se va acortando. Pero también por él, tengo que estar fuerte y curada. No puedo recibirle con dolor, porque no podré transmitirle tanto amor que tengo guardado para él.

Así que os dejo con un hasta luego. Nos vemos a la vuelta.

Seguiré informando...

domingo, 30 de noviembre de 2014

VOLVER A SER UN NIÑO




El pasado fin de semana, para celebrar los 70 años de mi padre, fuimos toda la familia a una casa rural en la Rioja.

Es la primera vez que hacíamos algo así los ocho juntos, y pensaba que iba a ser un desastre, pero la verdad que lo disfrutamos un montón, y ya estamos pensando en preparar otra pronto.

La que más lo disfrutó sin duda, fue la peque, mi sobri. Y su alegría nos fue contagiada a todos. No se despegaba de mi y de marido. Supongo que al ser con los que menos tiempo pasa, nos quería exprimir al máximo.

Disfrutamos de comida, bebidas y bodega. De paseos, de barbacoa y conversaciones hasta la madrugada.

Pero sobre todo, disfruté de volver a ser una niña. Nos pasamos el finde jugando al uno, a las palabras encadenadas y a las guerras de cosquillas. Saltamos a lo loco por las calles empedradas, y corríamos a escondernos. Nos dejamos mojar por la lluvia y probamos todos los aparatos de gimnasia de un parque de mayores. Reimos hasta que nos dolía la tripa, comimos chuches y no escatimamos en abrazos y besos.

Me sentí revivir, aunque a ratos pensaba en todo de lo que la vida me estaba privando, en cuanto veía esa sonrisa y la luz de esos ojazos, volvía a mi y a mi alegría y a mi locura olvidada.

También fui consciente de lo mal que hablo. La de tacos que suelto. Ya la primera noche, mi sobrina me regaló un "tita, te voy a lavar la lengua con lejía". Pero perdí la cuenta de las veces que repitió su "tita... es boca...."

Mi niña se está haciendo mayor, pero me ha regalado la posibilidad de que yo vuelva a ser niña.

Seguiré informando.

domingo, 16 de noviembre de 2014

COMO UNA CABRA!


Hoy publico un premio, que me llegó de la mano y voz de Eva. Sí, sí, de la voz. Porque, no creéis chicas, que esto se nos está yendo de las manos???

Llevo toda la semana dudando entre publicarlo o no, porque muero de vergüenza!
Pero al final, me he decidido, que no se diga! Aunque como advierto en el video, último premio que recojo, esta vez sí que sí.

Y la penitencia es la siguiente:

1.- Dibuja y adorna en un folio el nombre de tu blog.

2.- Saca el móvil y mientras grabas dicho folio:

   a/ Pon de fondo tu canción favorita
   b/ Canta la canción de Don Melitón (para los paganos: "Don Melitón tenía tres gatos, que los hacía bailar en un plato y por las noches les daba turrón, que vivan los gatos de Don Melitón").
   c/Nomina entre cinco y diez blogs
 
3.- Sube el video a tu blog.

video


4.- Ahora sube la foto de una cabra que te guste.



Ea, pues ya está hecho!

Ahora tengo que nominar, y como siempre hago lo que me apetece, pues nominaré a tres.

- Mo
- Mamá Ciruela
- Octubre1974

Libres sois de hacerlo o no, pero me apetece conocer vuestras voces ;)


Seguiré informando.


domingo, 9 de noviembre de 2014

CUATRO AÑOS

Pues sí, ya son cuatro años de blog. El día que empecé, ni se me ocurrió pensar que aguantaría tanto tiempo. Pero aquí sigo.

Este último año:

-ha sido duro
-no ha habido tratamientos ni embarazos
-la crisis llegó tarde pero con fuerza a esta familia
-dejé de confiar en la justicia
-mi abuela dejó de conocerme
-a mi prima le detectaron leucemia
-murió el padre de mi mejor amiga

y

-recibimos la idoneidad para adoptar un peque
-Rusia aceptó nuestra solicitud
-dejé un trabajo que me quitaba la vida
-dejamos de usar despertador
-me di un buen corte de pelo
-me hice mi segundo tatoo
-conocí a la supernenas (vale, me falta una, pero lo solucionaremos pronto, verdad?)
-puse cara a más de una bloguera, voz, risa, y achuchones.
-recibí una visita muy especial
-descubrí gracias a una princesita, el increible poder de la blogosfera y de la amistad
-participé en un proyecto tan sencillo como emocionante
-cumplí dos años de matrimonio y diez años de amor
-mi mejor amiga, consiguió su embarazo
-recibimos la noticia de que seríamos tíos
-me convertí en supertita de un montón de peques y los que están en camino!
-volví a Barcelona después de más de diez años
-disfruté de un verano como si fuera estudiante (mucha playa y poca pasta)
-descubrí lo que parece mi verdadera vocación y empiezo pronto a prepararme para ello
-empecé a estudiar ruso
-empecé a tejer y a hacer crochet
-mi super poder, siguió funcionando


Seguro que me dejo algunas cosas. Como veis, gana la lista de lo positivo. Aunque haya días que todo lo vea negro, siempre hay alguien al otro lado para recordarme que tras las nubes, brilla el sol.

Gracias a todas por estar ahí, por seguir ahí.
Gracias por no dejarme caer, por respetar mis silencios, por compartir mis alegrías.
Gracias por esos empujones y los tirones de orejas.
Gracias por esos ratitos compartidos, los cafés, las risas, las confidencias, las babas y los biberones.
Gracias por dejarme formar parte de vuestras vidas.
Gracias por acogerme en vuestras casas y hacerme sentir como si fuera la mia.
Gracias por poner en mis brazos a vuestros pequeños tesoros.
Gracias por entrar en mi vida.
Gracias, gracias, gracias....
UN MILLÓN DE GRACIAS!!



Seguiré informando.

viernes, 31 de octubre de 2014

RETO HANDWRITING TAG


Desde el blog de Verdades Edulcoradas, una chica sin pelos en la lengua, me ha enviado un reto.
Normalmente, ya sabéis que no publico premios ni cadenas de ningún tipo, pero este me ha parecido curioso, y he decidido que lo publico.

El reto consiste, en escribir de puño y letra, la respuesta a unas preguntas, y poner aquí la foto.
Es increible como perdemos en el uso del boli, que yo de joven tenía una letra super bonita, o eso decían mis profesores, y ahora, se asemeja bastante a una letra de médico. No me entiendo ni yo a veces!!

Las preguntas son las siguientes:


     1. Nombre
     2. Nombre del blog.
     3. Tu canción preferida
     4. Tu frase preferida.
     5. Tres palabras que te definan
     6. Algo que siempre hayas querido decir (a ti o a alguien)
     7. Blogs a los que nominas.


Y estas son mis respuestas :



1. A
2. Estrellas en los ojos
3. My way de Sinatra
4. Todo llega
5. Seria, tímida, sensible
6. No hay nada que no diga
7. ESTAIS TODAS INVITADAS!!

Pues hasta aquí el reto de hoy. Como veis, no he nominado a nadie, jejej, la que lo quiera, que lo coja!

BUEN FINDE!

Seguiré informando.

sábado, 18 de octubre de 2014

DE CONFLICTOS Y SOLUCIONES

Ya he comentado en diferentes ocasiones, que no soy una persona conflictiva, huyo de los conflictos. Es muy difícil que me caliente, aunque esto no significa que las cosas no me afecten.
Además, soy excesivamente empática. Tiendo a ponerme en el lugar del otro, y pienso en su dolor o el de los que le rodean.

Esto es así en mi vida real y en la virtual. Prefiero morderme la lengua, respirar y contar hasta diez, antes de decir o escribir algo de lo que me pueda arrepentir.

De un tiempo a esta parte, estoy viendo y sobre todo leyendo, conflictos absurdos pero que me entristecen mucho.
No entiendo como entre nosotras, las mujeres, se creen semejantes batallas. Es una competición constante, incluso llegando a palabras ofensivas y/o al insulto.

No entiendo esa guerra entre madres, que si pecho o biberón, si colecho o cuna, si porteo o carrito... Todas sois madres, y cada una hace lo que considere mejor para su bebé, siempre que sea desde la responsabilidad y el amor.

No entiendo que se juzgue si se reincorporan al trabajo antes de tiempo, tras las 16 semanas, piden excedencia o deciden dedicarse en exclusiva a su casa y su familia. Todas las opciones son válidas y respetables, siempre que sea una decisión voluntaria y meditada.

Siempre parto de la base que ninguna persona es mejor que otra. Independientemente de la clase social, estudios o situación geográfica, todas sufrimos, lloramos, reimos y vivimos.

Estos días twiter echaba chispas por dos situaciones diferentes, pero ambas relacionadas con las infértiles.
Todas las opiniones son respetables. Y cada una le damos importancia a lo que nos parezca. Si a pesar de haber pasado por diferentes pruebas y una fiv, tras haber conseguido embarazo tu ilusión por encima de todo, es que sea nena, pues perfecto! Eso demuestra una gran capacidad de recuperación.

Esto no tiene por qué significar, que no entiendas el dolor de quien no lo ha conseguido.

Obviamente, hay diferentes grados de infertilidad, hay diagnósticos demoledores, o como en mi caso, ningún diagnóstico claramente significativo, pero cinco años sin conseguir embarazo. Hay quien lo consigue a la primera, a la tercera, por fiv, por ovo, quien tiene varias pérdidas, y un largo etc. Pero sobre todo, hay grados de dolor. Hay quien sufre más, quien no es capaz de asumir, quien se deprime, quizá con la primera IA negativa, y hay quien después de miles de pruebas, tratamientos, pérdidas, sigue peleando como una jabata, hasta conseguir su meta.
Chicas, todas vamos en el mismo barco.

Hay quien después de conseguirlo, olvida de donde viene y a quienes estuvieron ahí cuando las cosas pintaban feas.
Hay quien su mayor preocupación, es no coger kilos de más, o que no encuentra posturas para sexear.
No digo que lo entienda, pero lo respeto. 

Y por último, el conflicto fértil-infértil. Esto es algo con lo que cargamos en general las infértiles. Es difícil de asumir, según en el momento que te pille, esos embarazos a la primera o sin buscarlos. Duelen.
Pero eso no significa, que no nos alegremos.
Yo no le deseo a nadie, absolutamente a nadie, que pase por lo que estoy pasando yo. 
Así que tenéis todo vuestro derecho a presumir de embarazo, quejaros de las nauseas y lo que os venga en gana, igual que yo me quejo de lo mio.
No por eso hay que descalificar a nadie, NUNCA.

Pero tenéis que entender que nos duela, que no nos apetezca leeros o escucharos o que muramos de envidia.
Para mi es muy difícil, que no digo que para todas sea igual. Pero se me hace muy duro ver como la barriguita de mi cuñada crece, sin haberle oido en todo este tiempo más que quejas al respecto. Y entonces, aunque siga sin entenderlo, la respeto, la animo y desaparezco.

Aprovecho para pedir disculpas si alguna se ha podido sentir ofendida por mi desaparición. Tengo mi blog medio abandonado, y aunque os leo a todas, no siempre comento. Pero sí, os leo a todas, y estoy al día de vuestros embarazos,  de los avances de vuestros bebés, aunque no comente. No tengo mucho que aportar en estos casos, o eso es lo que siento.

Habrá quien no me entienda, y lo respeto.
Al igual que hay muchas cosas de fértiles, de infértiles, y de la sociedad en general, que yo no entiendo las respeto. Porque si algo tengo claro, es que hay que vivir la situación, y el momento, para entender.

Y hay gente que ofende sin querer hacerlo, y hay quien por mucho que lo intente, es incapaz de ofender.

Estas han sido mis reflexiones dominicales, seguro que muchas no lo entendéis, pero solo os pido respeto.

Seguiré informando.

viernes, 3 de octubre de 2014

EL SILENCIO

Es curioso que después de publicar la entrada de las cincuenta cosas sobre mi, me diera cuenta, que quedó mucho por decir!
Es curioso también, que de cincuenta cosas, lo que más llamara la atención es mi odio al huevo y mi miedo a los pelirrojos, jeje.

Me gusta mucho el silencio. No soy de esas personas que están en casa con la radio o la televisión puesta para tener música de fondo. No, yo prefiero estar en silencio. La verdad que mi barrio es bastante tranquilo en general, así que puedo disfrutar de este silencio, excepto estos últimos días, que estamos rodeados de obras por todas partes.

Cuando salgo a pasear o a correr, no me pongo los cascos. Prefiero disfrutar de los ruidos que me ofrece la calle, el sonido del mar, las gaviotas, los niños corriendo, otros corredores que me pasan o con los que me cruzo... Creo que al tener que correr sin gafas, necesito el resto de los sentidos al mil por cien. Pero para mi, salir a la calle con cascos, me aisla demasiado.

No soy muy habladora tampoco. Soy de la opinión, de que si no tienes algo que decir, mejor no decir nada. A veces, ese algo que hay que decir, puede molestar, o no estar de acuerdo con el resto, así que también me callo, que tampoco me gustan los conflictos.

Disfruto mucho en el silencio de la compañía. Creo que poder estar con una persona, marido, amiga, madre... y estar en compañía y en silencio, es de las mejores sensaciones del mundo. Es tener una complicidad asombrosa. No hay necesidad de hablar, de llenar esos huecos con nada. Estamos tú y yo, no hace falta nada más.

Pero hay un silencio que no me gusta y que se ha dado esta semana en varias ocasiones. Es el silencio incómodo, el silencio "ups, ahora qué digo?". El silencio que se crea cuando alguien me pregunta: tienes hijos?
Se ve, que solo hay dos respuestas correctas, sí, o uy no, no, paso.
Antes utilizaba esta segunda. Ahora no, porque ahora si tengo que decir no puedo, lo digo. Y si no, que no pregunten tanto.
Mi respuesta antes tienes hijos es un no, rotundo. Y a continuación, viene el silencio...



Seguiré informando.