viernes, 1 de agosto de 2014

EMBARAZADAS VS EMBARAZADAS

Estoy rodeada de embarazadas.
De repente, ha habido una especie de virus, de epidemia, o qué sé yo, que me salen embarazadas por todas partes.

De mis supernenas, tengo nada menos que a tres! Aunque una está a puntito ya de descargar (igual para cuando leais esto, los mellis ya asoman!)
Luego está mi amiga M. Que la meto en este grupo, porque todas se han quedado por tratamiento.

Por otra parte, ya os comenté que cuñá está embarazada.
Y ahora tenemos que añadir, compañera del trabajo de marido.

Ambas dos ha sido sin buscarlo o esperarlo. Que estas cosas nunca se saben, pero en fin, que mucho no lo han peleado.

Al grupo 1, las estoy acompañando y sufriendo con ellas. Los miedos, las incertidumbres, una manchita, o un reposo por pérdidas, un dolor aquí, un no sé qué ocurrirá en la próxima eco... Bueno, os hacéis una idea.

Al grupo 2, intento evitarlas. Pero a veces, es imposible.
Lo llevo mejor de lo que pensaba, pero a veces tengo que escuchar cosas, a las que me gustaría pegar una buena contestación, pero ay! lo bien que me educaron mis padres!

Ayer, sin ir más lejos, me tocó estar con las dos, por separado, afortunadamente para mi.
La compañera de marido, sufría por las nauseas. Porque lo está pasando fatal, todo el día revuelta, y me duele la barriga, y me da asco la comida, y solo me apetece pepinillos, y duermo mal.... Bueno, las quejas lógicas de una embarazada.
Estuvimos un ratito pequeño, le di algunas ideas que os he leido por ahí para las nauseas y tal. Y bueno, estaba agradecida, pero ni se preguntó por qué yo podía saber tanto.

Mi cuñá, pues ni se plantea que algo pueda ir mal. Con todas sus nauseas y su malestar del primer trimestre, se metieron más de mil kms en coche. Que no lo critico, pero sé que en su situación, yo no lo hubiera hecho.
Se queja de que no duerme, que está cansada y revuelta. Pero esto también es lo normal.
Ayer, celebrábamos el cumple de mi suegra, y no podía tomar champán ni comer jamón, entonces, era una mierda. Ahí, ahí fue cuando me tuve que controlar.

Me parecía normal que casi no se hablara de otra cosa, que aunque se cambiara el tema, se terminaba volviendo al bebé. Es el primero que llega a esta parte de la familia, y estamos todos emocionados. Ni siquiera me duele el poco tacto de mi cuñá, que sabe nuestra historia, pero ya sabéis, a cada una le pica lo suyo.
Lo que sufría es una insoportable envidia y pensar que a partir de ahora, todas las reuniones familiares serán así. Afortunadamente, se juntan poco!

Creo que me he desviado. Lo que quería contar, es que ni siquiera una vez embarazadas, fértiles e infértiles somos ni lo vivimos igual.

En fin, que marido dice que el bicho nos está rondando, y a ver si terminamos el verano también con náuseas, jajaj.

Seguiré informando.



23 comentarios:

  1. Yo creo que nuestra historia previa nos marca queramos o no, y bastante esfuerzo haces tú por vivirlo de la mejor manera posible!!
    Un abrazote gandeTraxi!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  2. Ay ay ay...pues yo desde el embarazo (y sin ser del grupo de las de tratamiento y lucha por ser mamí) que tampoco entiendo las quejas de las embarazadas y sobretodo me repatean las del alcohol y el jamón..

    ResponderEliminar
  3. Yo lo lo que no entiendo es que haya embarazadas que no coman jamón!

    ResponderEliminar
  4. Que se te contagie, que se te contagie.... mandaremos buenas onda spor aqui.
    Te mando un besito..

    ResponderEliminar
  5. El bicho está al acecho, a la que te descuides te pica ;).
    Las mujeres ( en éste caso ) podían tener un poquito más de tacto.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, yo creo que se ve diferente cuando ha costado conseguirlo... Ánimo para seguir controlándote ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  7. A ver hay suerte y se te pega!.
    Me repatean las quejas de embarazadas, incluidas las mías. A veces no lo puedo evitar y me caigo fatal.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Ay que poco tacto tenemos a veces hija, en fin lo importante es que ese bichito te pique, te de vomitos y luego veamos ese tan esperado bebe.

    Besines preciosa!!

    ResponderEliminar
  9. Yo a ese segundo grupo las evitaba ya que en mas de una ocasion les hubiera soltado un buen sartenazo. Tienes mucha razon, nada tiene que ver un embarazo de un grupo con otro. Un abrazo trax.

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja viva el bichooooo!!! =)

    ÁNIMO GUAPA!! Fuerza

    ResponderEliminar
  11. Toooooda la razón. No tiene nada que ver un embarazo con otro. Me encantaba tener síntomas, deseaba tener angustia día sí y día también. Se me ponía una sonrisa de oreja a oreja...
    Un abrazo guapa

    ResponderEliminar
  12. Son, como dices, dos embarazos distintos, y si no, a ver si adivinas a que grupo pertenece la que está potando agarrada al a taza del vater con una enorme sonrisa!

    Nosotras valoramos tanto cada sintoma, cada dia, cada semana y cada eco..... las que se embarazan así sin mas, porque si, porque toca o porque no estaba planeado ....eso es otro mundo.

    Un super beso y otro para el bicho, para que se deje ver :P

    ResponderEliminar
  13. Las experiencias marcan, yo he vivido acojonada los dos embarazos y cuando veo embarazadas que no se cuidan nada, comen, fuman o beben lo que les da la gana o locuras de viajes...simplemente alucino, con que nunca se les pase por la cabeza que el embarazo es algo frágil y a veces tan costoso de conseguir como para arriesgarse... Pero también me ha dado envidia de la gente que no tiene miedo y vive en la inopia. Un beso y suerte para todo.

    ResponderEliminar
  14. Tiene que ser una situación bastante incómoda, la verdad pero oye, lo mismo es cierto que todo apunta a que te va tocando a ti!!! Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Yo pienso que cada una somos diferentes y si ya hablamos que llevamos las hormonas a flor de piel estando embarazadas ni te digo.. Lo que si es cierto que las chicas del segundo grupo son más realistas, y viven ( vivimos) el embarazo de otra manera. Yo deseo que tu embarazo llegue ya ( biológico, adoptado..) y que te quejes como nunca y aquí estaremos para escucharte !!
    Besos gordos de nuestra parte

    ResponderEliminar
  16. Que poco tacto tiene tu cuñada sabiendo vuestro tema la verdad... Oya, no sabes como me alegraria si te picara ese bicho!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  17. Yo tuve la suerte de que no me costó nada: tomamos la decisión en diciembre y en febrero tuve mi positivo. Sin embargo, no me ajusto a ese estereotipo: he tenido mis miedos e inquietudes, y ahora que voy a cumplir 30 semanas estoy cubierta de gratitud por el embarazo tan bueno que estoy teniendo, valoro la suerte que es y que muchas personas no pueden vivirlo así: búsquedas que duran meses y años, terribles pérdidas, síntomas durísimos... Ojalá tengas suerte pronto, de corazón. Tenemos unos amigos que, tras buscar durante meses, se quedaron poco después de nosotros. ¡El embarazo es contagioso!

    ResponderEliminar
  18. Yo también tengo esa sensación, pensaba que eran paranoias mías.

    ResponderEliminar
  19. Es verdad, hay embarazadas que dan mala gana. En el trabajo este año tuve una de esas, una con mi edad que se había quedado embarazada sin querer y estaba todo el día quejándose.

    ResponderEliminar
  20. Ojalá tu marido tenga algo de adivino y termineis el veranito con equipaje, jejejeje. Pero bueno, en cuanto a lo de estar rodeada de embarazadas, uffff, es jodido, complicado, difícil y duro, porque por muy bien que lo quieras llevar se te hace cuesta arriba y encima parece que todas las miradas van a parar a una y si ya hablamos del poco tacto de la gente, pues ya ni te cuento. Y encima cuando las oyes hablar quejándose de como se encuentran, de que no pueden hacer esto o lo otro y de que no pueden comer ciertas cosas, ya el colmo, cuando nosotras daríamos un mundo por tener todas esas molestías y más, pero bueno el mundo es así de injusto y por mucho que nos digan, ya lo estás viendo, no todas vivimos los embarazos, las ganas de tener un hijo, ni la maternidad de la misma forma.
    Sólo puedo decirte que paciencia, que cuando no aguantes la situación te levantes y te vayas un ratito tu sola, desconectes y vuelvas con la mejor de tus sonrisas.
    En esos momentos, acuerdate de todas nosotras, de nuestros ánimos, de nuestros abrazos, de la fuerza que te enviamos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  21. De acuerdo con ello, hay embarazadas y embarazadas al primer intento que no se cortan
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Hola, a mi me pasa lo mismito que a ti con las embarazadas.
    Aunque debo confesar que con mi primer embarazo, yo lo pasé fatal con los ascos y los malestares y estaba tooooodoooo el día quejándome :-(
    Quién me iba a decir a mi que tiempo después me arrepentiría y mucho, porque estaría ya siempre justo al otro lado...

    Yo espero que marido sea cual Rappel y se cumpla la profecía, me haríais muy, muy feliz!! Cruzo dedos!

    Un besote.

    ResponderEliminar